¿Cuántos destinos se cruzarán hoy en el cielo?

Hoy  en cualquier punto del cielo alguien empieza una aventura o una nueva vida en algún lugar del mundo. Hay personas llamadas pilotos que marcan nuestro camino en el cielo en forma de estela,velo de novia o de cualquier recorrido difuso que desaparece en cuestión de minutos.

Las mejores son al anochecer. Cuando el cielo tiene sueño y se torna entre amarillo, rosa y naranja para dar paso a la más absoluta oscuridad. Entonces siempre verás un avión pasar. Porque mientras tu tecleas, duermes, comes o bailas un avión atraviesa el cielo para cumplir los sueños de los viajeros, de los que saben que la palabra aventura está dónde termina el miedo y empiezan los sueños.

Se admiten apuestas sobre el modelo de avión que sobre vuela tu cabeza en este mismo instante o el destino al que te gustaría ir, y que por alguna extraña razón todavía estás en tierra esperando a que alguien te lleve de la mano hasta la mismísima puerta de embarque. No esperes, hazlo tú.

Volar da miedo, respeto, congoja o como lo quieras llamar, si eres de los míos te conocerás todo tipo de alternativas previas al ritual más meticuloso que harás en cualquier sala o baño de un aeropuerto. No te preocupes, que la suerte ya está echada y según las estadísticas el avión es el transporte más seguro. Ahora me quedo casi que más tranquila…

A veces me pregunto si el avión lo propulsa el queroseno quemándose o las miles de pulsaciones que por minuto salen en forma de latido de todas esas personas ansiosas por llegar a su destino. Hay una sensación que quizás nunca hayas reparado en ella, pero que aparece justo en el momento del aterrizaje, cuando a través de la ventanilla piensas: “Ya hemos llegado”

Por que no hay nada más complicado que ser piloto de sueños ajenos, porque no hay nada más satisfactorio que terminar cumpliéndolos todos.

 

 

 

 

 

 

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.