Sé más Little Planes

Mi cabeza piensa como Little Planes, pero mi cuerpo actúa como Marta. Ante la complejidad del asunto, decidí dar vida en forma de blog a mi parte más libre, soñadora e irracional. Porque hay cosas que es mejor no decir, por eso, las escribo.