El valor del silencio

Cuanto más mayor vas siendo más valoras el silencio. Ese espacio de tiempo en el que da igual que estés rodeada de gente como que estés en el abismo, porque tú estás en ese preciso momento de silencio mental. Donde nadie ni nada te perturba, porque sí, has llegado a tal punto de concentración y ensimismamiento que pocas cosas pueden romperlo.

Me he propuesto tener más momentos de silencio mental que de costumbre, por eso de dejar la mente en blanco de no agobiarme con lo del paso del tiempo y con las presiones sociales a las que tú por ser mujer te enfrentas todos los días. (que no cunda el pánico)

El silencio es un valor en alza. Se cotiza caro. Todo el mundo tiene que “expresarse” “soltar lo que piensa” y hacernos, como no, partícipes de sus dramas de forma altruista sin preguntar antes ese “¿Y tú como estás?”. Por eso esta bien lo de resetear la mente de historias ajenas y pensamientos perturbadores, por que aquí el/la importante eres tú. Eso que no se te olvide.

 

 

Share This: