Si el Gordo me quisiera…

Ni el segundo, ni el cuarto, ni el quinto premio. No hay gordo que me quiera, ni espacio, de momento, para que le dé una oportunidad. Si aun así, el destino quisiera que me tocase el gordo, lo primero que haría sería comprarme un apartamento, ni muy grande ni muy pequeño, pero con espacio suficiente […]