Rompe tus “yo nunca”

Lo mejor que te puede pasar es que te rompan los esquemas.

Créeme; que te cambien tu estructura mental, tus planes a largo plazo y los transformen en sencillez, detalles y planes al día. Porque lo que cuenta es eso, el ahora. El aquí, el “me acordé de ti”.

Siéntete afortunad@ si has coincidido con personas que dan al traste con tus ideas, tus razonamientos absurdos y tus experiencias ajenas.

Lo ideal es que te rompan las reglas, para que te pillen desprevenid@ sin más escudo que el silencio. A veces, sobran las palabras.

Revuélvete y déjate llevar a quién sabe donde. Fuera prejuicios, ideas preconcebidas y prototipos equivocados. Lo realmente importante es descubrir que sí, que otra vez has vuelto a caer en tus “yo nunca”. Por fin.

Ojalá conozcas (y seas alguna vez) a rompedores profesionales de emociones, los que contra todo pronóstico se ponen en jaque a sí mismos para lanzarse al abismo sin saber que sí, que tienen un gran paracaídas que le hará planear. Ell@s son los agitadores profesionales, los desestabilizadores de sentimientos, los que te arrancan de la zona de confort para llevarte a un lugar mucho mejor.

Share This: