La imprevisibilidad de la vida

Las mejores y peores cosas de la vida pasan cuando no te lo esperas. Supongo que para que sepas disfrutar del momento presente, aunque no lo hagamos. Una de las mejores cosas me pasó gin tonic en mano y en mitad de una pista de baile a 400km de distancia de lo realmente importante. Luego, entendí, que yo ya estaba celebrando la vida. Otras, vienen sin avisar, en un viernes cualquiera o en una comida sin más. Entonces, no esperes tener un plan de contingencia, porque como todo lo imprevisible te pillará sin escudo emocional y sin lágrimas para llorar.


La imprevisibilidad de las cosas, el aquí y ahora, el no le des muchas vueltas que ya me encargo yo de romperte los esquemas.

Nada será como esperas. Por eso, ante la imprevisibilidad de la vida y los planes a largo plazo sin cumplir, el mejor antídoto que pueda existir es el ahora o como otros le llaman el “Mindfulness”. El ser consciente de este preciso momento en el que estás leyendo esto. De ese preciso momento que te planteas adónde ir o de ese preciso momento en el que decides no escribir. Porque lo verdaderamente importante siempre ocurre en “ese preciso momento” en el que tu ni siquiera, lo estarás viviendo.

Share This:

Un pensamiento en “La imprevisibilidad de la vida

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.