Cuando te vas

Stephen Green

Cuando estás lejos de casa piensas menos y lloras más. Cuando decides cambiar de país, piensas que estás “huyendo” y empezando algo realmente increíble. Cuando cambias, todo te entusiasma y te emociona. Todo es nuevo y todo te gusta. Empiezas algo que siempre quisiste hacer, te vuelves más fuerte, más sana y hasta ¡más optimista!

Cuando cambias de ciudad, trabajo u hogar, una parte de ti es menos suya y más tuya, pero con la esencia justa como para no querer olvidarte de lo bien o de lo que fue (de ti) allí.

Porque en el fondo, algo se revuelve por dentro cuando te vas. Sabes que podrás volver siempre que quieras, pero de otra forma; con menos sueños y más historias que contar. Por eso, cada vez que cumplimos años somos más conscientes de lo que hemos hecho y  de lo que dejaremos atrás el día que queramos cambiar de ciudad, trabajo u hogar.

Share This:

4 pensamientos en “Cuando te vas

  1. I am just writing to make you understand what a perfect experience my wife’s princess obtained using your webblog. She noticed some things, which included what it is like to possess an excellent teaching spirit to make others with no trouble learn about specific specialized things. You undoubtedly surpassed readers’ expected results. Thanks for providing those priceless, trusted, informative as well as unique tips on your topic to Mary.

  2. I simply wished to thank you very much yet again. I do not know what I would have undertaken without those tips shared by you regarding this theme. Previously it was the terrifying setting in my view, nevertheless understanding your well-written technique you solved the issue took me to weep with joy. Now i’m thankful for your support and thus trust you really know what an amazing job you were putting in training the others via your website. Most probably you haven’t met any of us.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.