Ni blanco ni negro

La vida como una paleta de colores. Complicado si tú hombre/mujer de intensidad alta y contrastes quieres entenderlo.

Porque la vida no es ni blanco ni negro, tiene una espectacular gama de grises difícil de asimilar para radicales emocionales.

Tú, empática con los demás, precursora de oportunidades, de escuchar, pero sobretodo observar… y por supuesto entender casi todo. A la hora de la verdad, tus opciones son dos: o estás o no estás. Y eso, en determinados campos es cuanto menos ambiguo.

Dictadora de emociones y exigente en oportunidades. A veces, ni es blanco ni negro, ni es sí ni no, sencillamente es. Y bastante que es.

Por eso, entre decisiones precipitadas (o no) y preguntas A/B me doy ciertas licencias de no definir las cosas de no preguntar en exceso y sencillamente escuchar, pero sobre todo sentir.

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.