32

Ni te lo crees. Cumples años, otra vez y ya van 32 nueve de junio que te remueves por dentro un poco más para seguir creciendo. 32 y nada de lo planeado ha pasado como esperabas. Quizás haya sido mejor, porque los cambios se valoran a posteriori en forma de lección aprendida. Entonces bienvenido sea el destino, el karma o como lo quieras llamar que hace y deshace a su antojo.

Para alguien metódico y cuadriculado, el azar no es bienvenido. Por eso, a veces me destenso y veo la vida pasar mientras las casualidades se suceden. ¡Maravillosas casualidades!

Por eso, otro año más y ya van unos cuantos me propongo seguir fluyendo, evitar el camino estipulado y curiosear más allá de eso a lo que tu llamas límite. Me propongo a seguir aprendiendo a base de escuchar y observar, a analizar sin juzgar y redescubrirme sin pensar. El resto ya me lo sé, o eso creo yo saber.

32 y lo que queda por aprender.

Share This:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.